fbpx
MI MISIÓN: DIGNIFICAR LA PROFESIÓN DE VENDEDOR

Porque nadie debería sentir vergüenza de vender

Soy Areli Díaz y me siento plenamente orgullosa de ser vendedora profesional.

Ser vendedor es una profesión seria, formal y de mucha preparación. Y tu negocio depende de ella, porque TODOS formamos parte del servicio que reciben los clientes.

¿Por qué a veces parece que nos da pena decir que vendemos? ¿En verdad es necesario cambiar el nombre a “asesor”, “consultor” o “representante”?

Estoy aquí para ayudar a tus vendedores a sentirse orgullosos de su función, a descubrir lo maravilloso que es encontrar soluciones para sus clientes, pero sobre todo, a DESARROLLAR la habilidad fundamental de esta profesión: la COMUNICACIÓN.

Porque todo gran vendedor profesional es en realidad un experto en comunicación y comunicar de manera profesional significa lograr mejores resultados de ventas.

Imagina por un momento que trabajas con personas que:

  • Realizan su trabajo con gusto

  • Tienen seguridad en sí mismos

  • Se saben capaces de tomar decisiones

  • Cultivan una actitud positiva con mentalidad de crecimiento

  • Son empáticos con sus clientes y colegas

  • Practican escucha activa con sus clientes y compañeros

  • Realizan su trabajo con gusto

    

  • Tienen seguridad en sí mismos

    

  • Se saben capaces de tomar decisiones

  • Cultivan una actitud positiva con mentalidad de crecimiento

  • Son empáticos con sus clientes y colegas

  • Practican escucha activa con sus clientes y compañeros

¿Suena idealista? Para nada
En mi experiencia la clave está en generar las oportunidades de crecimiento y modelar las conductas.

Testimonios Alumnos

El curso me ayudó a conocer mis valores personales y laborales, y la importancia de la integración. Antes no le daba la importancia necesaria. Nos dimos cuenta de que no nos conocíamos como compañeros de trabajo.
Alfonso T.
Me hizo reflexionar y querer ser mejor, más feliz y vivir más en paz en todos los ámbitos. Es una súper herramienta de crecimiento, que no sólo es aplicable al trabajo sino a la vida personal.
Susana G.
Me quedo llena de nuevas herramientas para atender a mis clientes, muy motivada y con mucha claridad acerca de mi trabajo. Nos demostraba cosas que no sabíamos de nosotros mismos y me retroalimenté de la experiencia de mis compañeros.
Marisol D.
El curso superó mis expectativas!! Me llenó de conocimiento para mi vida profesional y personal. Es un curso que todos debemos tomar para abrir los ojos. Me sentí contagiada de energía y fortaleza.
Diana M.
Me llevo otro enfoque de las ventas, porque me ayudaron a ver desde otra perspectiva las situaciones del día a día. Algunos temas son impactantes porque con cambios sencillos se mueven voluntades. Me anima a cumplir retos.
Arturo M.
No me imaginaba algo así y me encantó muchísimo. Conocí diferentes maneras de comunicarme y cuando mejoras eso se agilizan los procesos. Nos sacaron del área de confort y fue muy interesante reflexionar con mis compañeros.
Alejandro V.

Permíteme contarte un poco sobre mí

Fantáctica surgió después de una conferencia con un “gran” consultor donde no aprendí nada y que no cubrió ninguna de nuestras expectativas. Esa tarde reconocí lo que me apasiona y a lo que quería dedicarme el resto de mi vida:

Ser formadora en ventas y ayudar a construir equipos comerciales profesionales,
con el compromiso de impulsar a otros a lograr resultados excepcionales.

Entregar entrenamiento y formación de calidad ES CREAR VALOR en cada información, práctica o ejercicio. Implica generar CONFIANZA Y EMPATÍA en el proceso. Aprender debe ser divertido y mover nuestra energía a un nivel muy alto.

Creo que los talentos personales son super-poderes al vender y el camino para convertirse en vendedor profesional se nutre de nuestro desarrollo personal. Porque transformar nuestra manera de vender implica necesariamente hacer cambios también en nuestra concepción de lo que valemos como seres humanos.

Por esto, lo que más disfruto al impartir una formación es ver esa chispa transformadora en la mirada de los participantes: significa la semilla de cambios reales en su manera de trabajar.

Te comparto mi Decálogo Fantáctico:

Inspiro
Con el ejemplo
Encuentro
Siempre el ``cómo sí``.
Actúo
De manera íntegra en todo momento.
Busco
Con empeño superar las expectativas.
Comparto
Y celebro mis logros con mi entorno.
Nunca
Dejo de asombrarme y celebro la vida.
Me Divierto
En el camino
Tomo
Acciones y aprendo de la experiencia.
Aseguro
Con mis acciones un mejor futuro para mi país.
No me Rindo
Busco la mejor forma de hacer las cosas.

Trabajemos Juntos

Cuernavaca, Morelos.
//