Creo sin exagerar que la cualidad más sobresaliente en el mundo empresarial de hoy, sin importar tu posición, industria o experiencia, es tu capacidad de generar conexión. 

¿Y qué mejor manera de generar conexión que entablando conversaciones?

 

Recientemente escuché de Celeste Headlee la experiencia de un profesor de secundaria que lideró un proyecto de comunicación entre sus alumnos: 

“Me di cuenta de que la competencia verbal puede ser la capacidad más ignorada que fracasamos en enseñar. Los chicos pasan horas relacionándose a través de pantallas, pero rara vez tienen oportunidad de afinar sus habilidades de comunicación interpersonal… ¿existe alguna capacidad en el siglo XXI que sea más importante que ser capaces de mantener una conversación coherente y llena de confianza?”

 

En el contexto de una organización, todos los buenos líderes pasan la mayor parte de su tiempo hablando. Las principales actividades que realizan para planificar, organizar, tomar decisiones e influir en otros suceden a través de conversaciones.

¿Pero por qué es tan importante tomar en serio las conversaciones de trabajo?

 

El autor John O’Leary lo resume así: “La calidad de nuestras conversaciones influye en la calidad de nuestras decisiones, y la calidad de nuestras decisiones determina la calidad de nuestros resultados”. 

Te comparto 3 ideas para potencializar tus habilidades de conversación:

 

IDEA #1

El primer paso es ser capaces de iniciar conversaciones poderosas. ¿Cómo hacerlo? El experto en liderazgo Dan Rockwell recomienda:

  • Sé intencional: No dejar al azar el resultado, pregunta “¿Qué podría convertir nuestra conversación en un éxito?”
  • Pon atención en las personas: “¿Qué es lo que tienens en mente/planeado hacer hoy”? 
  • Pon atención en los procesos (no sólo en los problemas): “¿En qué asunto te gustaría enfocarte más, dónde estás desperdiciando energía?”

 

IDEA #2

Por supuesto, en esos y otros escenarios, escuchar activamente es esencial. 

Las verdaderas conversaciones implican enfocar tu atención y dejar de lado tu propia opinión para entender la posición y las necesidades del otro. 

Encuentra >Aquí mi artículo previo sobre los tipos de escucha. 

 

IDEA #3

¿Qué otros obstáculos pueden impedir que una conversación sea poderosa?

Según John O’Leary hay varios motivos para que en un grupo las personas prefieran no compartir información y los llama “Los mitos que callan a las personas”:

  • Desacuerdo = Traición: creer que si no estás de acuerdo con el plan, estás debilitando la autoridad del líder. 
  • Crítica a una Idea = Crítica a una Persona: debemos ser capaces de criticar las ideas, sin juzgar a las personas que las proponen. 
  • Desacuerdo con el Consenso = No ser un buen jugador en equipo: tiene que ver con la lealtad al grupo y dificulta que hablemos libremente y digamos lo que realmente pensamos. 

 

Estas tres creencias sólo generan malentendidos. Descubrir estos patrones de pensamiento te facilitará llegar a acuerdos e influir positivamente. 

Un último tip experto por parte de Celeste Headlee: 

Aprende a “entrevistar a las personas” y asume que 

puedes aprender algo de todas tus conversaciones. 

 

Te invito a tomar acción hoy mismo para entrenar esta poderosa habilidad. ¿Quieres conocer más técnicas para entablar conversaciones poderosas que generen conexión? Escríbeme a [email protected].